Bienvenido
a mi web
Nick:
Contraseña:
¿No estás registrado?
         

Ya no puedo esperar

 

Valoración

Nota Final

En la segunda mitad de los 90, el género de las películas para adolescentes parecía vivir una segunda juventud. Germinado a fines de los 70, estas Teen movies tienen en el terror, la comedia o el sexo su tres mayores bazas, una circunstancia que las hace ser de muy limitado argumento.

No obstante, he de reconocer que he consumido estas películas en su época y que guardo buen recuerdo de ellas, quizás más por ser una parte de mi juventud; que por su calidad. Aquí en España el renacimiento de estas películas se produjo con American Pie, aunque ya en 1996 Wes Craven rescató el terror para jovenes con Scream.

Sin embargo, he de decir que American Pie no fue el primer detonante en Estados Unidos, pues Can't Hardly Wait o Ya no puedo esperar se estrenó con éxito en 1998, un año antes que la protagonizada por Jason Biggs.

En Ya no puedo esperar encontramos unas pretensiones más románticas e inocentes que en American Pie. Al menos en el protagonista, el aspirante a escritor Preston, quien está enamorado desde el primer curso de Amanda (Jennifer Love Hewitt, principal reclamo en España de la película). En los secundarios si encontramos a personajes más frecuentes en el género, como el empollón, el salido (Seth Green) o la inadaptada.

Por consiguiente el argumento de Ya no puedo esperar logré ser más trabajado, dentro de su simpleza que el de American Pie, aunque considero a ambas películas necesarias para entender esa nueva ola de cine adolescente. Una sentó las bases y la otra las explotó, ambas tienen una buena banda sonora y fueron relevantes en las carreras de sus protagonistas. Un factor que también jugó en su contra, pues muchos de ellos no supieron salir del género, a otros registros.

Antes decía que una de las bazas de las teen movies es el sexo, sin embargo en Ya no puedo esperar no es el principal eje de la película. Una presencia fundamental en otras cintas, como American Pie, Road Trip o Los feos también mojan. En Ya no puedo esperar hay sexo, pero implícito y secundario.

55
Lo mejor
Fue la bujía de la nueva era de cine adolescente.

Más elaborada que otras de su género.
Lo peor
No deja de ser una película muy limitada.
 
Director:
Harry Elfont
Estreno: 1998
Duración (minutos): 100
 
Sinopsis
Preston es un joven sensible y amante de la vida. Su estancia en el instituto va a finalizar sin haberse podido declarar a Amanda, la chica de sus sueños.

Ya no puedo esperar centra su argumento en la fiesta de fin de curso, donde todo es posible.

Dirigida por Harry Elfont y Deborah Kaplan.
Nota Usuarios (0)
0.0
Valora esta peli
DEBES ESTAR REGISTRADO
Mostrar análisis por:

  COMENTARIOS (0) agregar un comentario